14 (10 de 27)-min

¿Sabes que más del 90% de mujeres dice haber sufrido violencia obstétrica? ¿Quieres no ser parte de ese porcentaje?

Soy Elizabeth Cantón, madre de familia numerosa y Experta en Terapia Holística de la Maternidad.

Creadora de «Triángulo de Capitanas», un programa especial para embarazadas, con el que conseguirás sacar todo tu poder y ganar la seguridad que necesitas, para disfrutar de tu embarazo y conseguir tener el parto respetado que te mereces.  

Si quieres ser una «Capitana», reserva una reunión gratuita conmigo para conocernos y ver si podemos trabajar juntas.

Te doy la bienvenida

Este es un proyecto hecho con mucho amor y sensibilidad, para acompañarte por todo este mundo mágico de la maternidad. Aquí entrarás en un espacio lleno de respeto y libre de juicios.

La maternidad es un camino para transitar en compañía, pues es un periodo de transformación muy intenso para vivirlo sola.

A lo largo de los años, he ido descubriendo que son muchos los patrones y creencias que traspasamos a nuestros bebés y que eso marca sus vidas.

Por eso, yo quiero acompañarte y ayudarte a sanar heridas y a desbloquear todos aquellos patrones que te limitan y te quitan libertad de SER.

Sanando TÚ, ayudarás a que tu bebé nazca libre y pueda vivir desde su propia ESENCIA.

Yo puedo entenderte

Soy mamá de 3 hermosas criaturas. Cada uno de ellos me ha traído grandes aprendizajes, no solo como madre, sino también como mujer y como persona.
 
En mi primer parto sufrí violencia obstétrica y no fui consciente de ello debido a mi desinformación y a tener normalizados esos procesos a causa de haber escuchado tantas historias de otras mujeres. 
 
Lo que es cierto es que yo no me sentí bien en aquel parto ni después. Recordaba la experiencia con desagrado y había algo que me hacía sentir mal. 
 
Pero no fue hasta mi segundo embarazo cuando encontré la información que me hizo ser consciente de lo que me había pasado entonces. 
 
En ese momento me derrumbé y empecé a sentirme culpable por no haberme preparado más la primera vez, por no haber hecho todo lo que estaba en mi mano para tener el parto que merecía y que mi hija hubiera tenido el nacimiento que merecía. 
 
Sentí que no había sido dueña de mi cuerpo, que habían hecho conmigo lo que habían querido. Me trataron como un objeto, quitándome todo el poder de decisión.
 
No me informaron ni me preguntaron si podían hacerlo. Llegué al punto de no sentir que me hija fuera mía ya que me la enseñaron y se la llevaron, sin mas. Y estaba totalmente sana. Solo que no respetaban el piel con piel. 
 
Me he culpado durante mucho tiempo por haber dejado que me separaran de mi hija al nacer y escucharla llorar a lo lejos sin ser capaz de decir «¡Traerme a mi hija ya!»
 
Aun así, en mi segundo parto volví a pasar por otro episodio de violencia obstétrica. Por seguir sin ser capaz de decir «NO». 
decidí que en mi tercer embarazo ya no se repetiría más la historia. 
 
Me dediqué a empoderarme, a sanar mi niña interior, a romper el miedo a poner límites y a aprender a decir «NO». Y así fue como pude tener mi parto deseado. 
 
Fui capaz de decir «NO» a aquello que no quería y dejé muy claro en todo momento cuales eran mis deseos para ese parto.
 
Pude disfrutar de moverme, de no ser intervenida innecesariamente, de ser respetada en todo momento y de SACAR YO A MI HIJO CON MIS PROPIAS MANOS Y PONERLO EN MI PECHO como deseaba, algo que jamás olvidaré. 
 
todo gracias a informarme y empoderarme. 
 
Por eso me formé, para ayudar y acompañar a otras mujeres en su maternidad. Pero sin duda lo que más experiencia me ha dado ha sido mi propia vivencia personal.
 
Ser madre de familia numerosa me ha hecho crecer y poder empatizar con las mujeres que acompaño y entiendo a la perfección aquello que sienten. 
 

Llevo años dedicándome a expandir mi consciencia y sanar mis propias heridas emocionales, rompiendo con todos los patrones y creencias que tenía desde que nací.

Es por eso, que puedo empatizar contigo y acompañarte de la mejor manera, guiándote hacia tu poder interior y respetando en todo momento tus necesidades, porque tienes todo lo necesario para recorrer este camino, sólo necesitas descubrirlo.

Vas a estar acompañada en todo momento, porque sola se puede, pero juntas mejor.

TESTIMONIO CAPITANAS

Más Testimonios

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola!
Puedo asesorarte en lo que necesites.