BLOG

PADRES EN DUELO

LOS HOMBRES TAMBIÉN SUFREN

Hoy, quiero dedicar mi post a los padres en duelo. Esos de los que casi nadie habla, porque centramos más la mirada en la mujer. Y claro que la mujer sufre muchísimo, porque físicamente, es la que pasa por todo el proceso y además tiene mayor vinculación y conexión con el bebé. Pero eso, no significa que el hombre no sufra.

No hay que comparar, porque cada persona vive su duelo de una forma diferente. Y no tenemos derecho a juzgarlo. Más bien, deberíamos intentar empatizar, para poder entender lo que esa persona está viviendo y sintiendo.

El duelo gestacional/neonatal, es uno de los más duros que hay, por su falta de comprensión y visibilidad. Es algo de lo que hablo continuamente, pero si además le sumas, la presión a la que es sometido el hombre, hace que añada más dolor al proceso.

Al hombre, se le ha educado para ser fuerte, no mostrar sus sentimientos y emociones, reprimirlas y no llorar (porque eso es de chicas), darle la responsabilidad de cuidar a la mujer y protegerla de cualquier daño. Pero ¿Y a él quién le protege? ¿Quién le cuida?

Se nos ha olvidado que los hombres también son personas, que tienen su corazón igual de dañado en ese momento, que ha muerto su bebé y no sabe cómo sostener eso. Que si llora, siente que le hace daño a su mujer, que si habla del bebé, piensa que se lo está recordando y haciéndola sufrir, que si no se siente con fuerzas de ir a trabajar, le juzgan porque tiene que hacerlo y no tiene ni derecho de su baja de paternidad.

Podríamos ponernos en la piel de ellos por un momento y sentir todo ese peso que soportan a sus espaldas. Todo eso que callan, cuando lo que quieren es gritar, todas esas lágrimas que no derraman o que quizá lo hacen a escondidas, porque no quieren hacer sufrir a nadie más. Ese peso de tener que trabajar, poniendo buena cara ante la sociedad, como si no hubiese muerto su hijo.

Si a las mujeres, se nos niega el derecho a vivir nuestro duelo como necesitamos, a los hombres directamente no se les permite estar en duelo. Ellos deben ser el pilar que soporte la casa, que sostenga a su mujer, que se encargue del papeleo y todos los trámites que se tienen que hacer en ese momento. Pero siempre firme, sin derrumbarse, sin venirse abajo, porque no se lo puede permitir.

Qué duro es, según lo escribo, mis ojos se llenan de lágrimas pensando en esos hombres, en esos padres, porque al igual que siempre le digo a las mujeres, que nadie les quite llamarse madres, porque lo son, aunque sus hijos no estén vivos, a ellos les digo también: QUE NADIE OS QUITE DE LLAMAROS PADRES, porque lo sois.

Y a vosotras mujeres, madres en duelo, que a veces no entendéis a vuestra pareja, que no sabéis por qué hace como si nada, por qué no llora o no habla del bebé…Por favor, hablad con ellos, preguntadles qué necesitan, cómo se sienten, qué podéis hacer vosotras también por ellos….

La comunicación en este proceso de duelo, es fundamental para entenderse, para apoyarse, para sostenerse. Es un camino largo y muy intenso para transitar en soledad. No dejéis, que influya lo que los demás digan, vivid vuestro duelo como cada uno necesitéis.

Y si necesitáis ayuda profesi0nal, daros permiso para pedirla y recibirla, porque sois merecedores de ello. Y el duelo acompañado, siempre será mejor y más sanador. Es una herida muy grande y profunda, como para no compartirla.

Aquí me tenéis siempre, con el alma y el corazón abiertos, para recibiros y ayudaros en vuestro camino. Ojalá llegue el día, en que no tengamos que gritar más para visibilizar este duelo.

Os abrazo fuerte y os mando mucha luz.

Me encantaría, recibir vuestros comentarios en mis redes sociales y saber vuestra experiencia en este proceso. Son muy pocos los hombres que hablan de ello, así que os animo a ir rompiendo barreras.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola!
Puedo asesorarte en lo que necesites.